La curatela

¿Qué es la curatela y en qué se diferencia de la tutela?

Procede para aquellas personas respecto de las cuales una resolución judicial decida no situar dentro de la tutela en base al grado de discernimiento.

Se trata de supuestos en los que se declara la incapacidad parcial valorando que la persona cuenta con la capacidad de discernimiento suficiente para poder decidir sobre sí mismo o sus bienes, de tal forma que el curador solo intervendrá en los actos que el incapaz no pueda realizar por sí solo, limitando la actuación del curador para los actos que expresamente prevea la sentencia (art. 288 CC).

¿Cómo se constituye una curatela?

Al igual que sucede con la tutela, la curatela solo puede ser declarada mediante sentencia judicial que declare la incapacidad en el grado que considere, o bien modifique una ya existente. Por ello, el juez será un único capacitado para nombrar el curador y establecer sus limitaciones.

¿Cómo se extingue?

Las razones de la extinción son el fallecimiento, la recuperación de la capacidad de obrar o cuando la curatela sea sustituida por otra institución de guarda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies